Blogia

RESPETO, DEL LATIN RESPECTUS

Estaré por aquí

Estar de vuelta del todo, que no de vuelta de todo, me hace retomar algunos antiguos vicios. Por ejemplo, practicar un poco de deporte, ese locuelo hábito al que los sanchopanzas de turno gustan de poner nombres como jogging, running, o el peor de todos: jugar al padel. Agh, me produce una desagradable viscosidad en la boca el simple hecho de nombrarlo. Pues si, la vuelta me ha hecho caer de nuevo en la tentación de las dos ruedas y las dos piernas (entiéndanse por separado y por parejas y por consiguiente), buscando esa utopía gimnástica denominada "tonificación" de unos músculos (o mejillones en inglés) contrahechos y en una forma más baja que la expectativa de voto del PSOE.

Junto a la práctica deportiva, el viejo vicio de escribir mal también ha vuelto. Lo voy a retomar, esta vez multilingüisticamente y desde otro sitio, desde otro palco, desde otro mirador, desde otra cama y desde otra ciudad. De este modo, y después de mas dos años, escribo en este blog para clausurarlo: charrís, charrás. Adiós muy buenas y ya nos veremos. Estaré por aquí.

 

La percha, Agosto del 11

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Por qué no?

¿Por qué no volver a escribir? ¿Por qué no volver a divagar sobre insipidos temas de controvertida consistencia mientras me dejo mecer por esta vorágine de diminutos seres llenos de prisa, cafe y muffins de dulce nectar chocolateado que más que andar se empujan levemente unos a otros a través de las pavorosas torres, murallas y adoquines grisáceos que componen aquella a la que nunca se debe nombrar?

Y para empezar, nada mejor que algo de economía. Para abrir boca. Ya nos veremos.

Seven Sisters, 10 del 9

Hasta arriba

Me he sentido muy humillado leyendo esta noticia. Humillado, cabreado y explosivo al leer esta noticia. Expresiones o palabras como "sin sentido" y "decadencia" fluyen por mi mente deseosas de partir en busca de oídos expectantes por recibirlas. Teniendo algo tan jugoso para mi persona sobre lo que escribir en el día de hoy, las publicaciones online me reservaban el recuerdo de algo que fue noticia hace unos días y que, por lo tanto, ya no lo es.

Leo, pues, en la edición digital del diario El Mundo, que se ha dado a conceder entrevistas en las que dar su punto de vista (venerada libertad de expresión) la andaluza señora que denunció a su marido por malos tratos, la cuál hace días un juez junto con un forense demostraron que se había automutilado para acusar y conseguir encarcelar al nombrado cónyuge. Encarcelar. Esa es la clave, puesto que la demostración científico-jurídica llevada a cabo por el juzgado ha ocurrido tras once bochornosos meses de ese hombre como aprendiz de Andy Dufresne con las Hermanas. Y todo fue posible gracias a la ley vigente, que indica y obliga a que un hombre, varón, macho, con rabo, hijodeputa y machista (como somos todos los hombres por defecto) sea inmediatamente metido entre rejas ante cualquier rumor que lo sitúe levantando su mano en dirección a su esposa o compañera. Me auto-corrijo: con rumor me refiero a una denuncia por parte de la supuesta agredida, obviamente. Ahora bien, según está concebido el código penal español, ¿tiene todo esto alguna lógica? Porque, que demonios, hay que ver toda la mierda que se tiene que tragar este país para conseguir meter en la cárcel hijos de perra tan grandes como los terroristas islamistas, los asesinos pandilleros, los miembros de bandas búlgaro-rumanas o la escoria etarra. En cambio, cualquier hombre, independientemente de su edad, nacionalidad, color, idioma, religión o ideología política,  puede ir de cabeza a Herrera de La Mancha o Alcalá-Meco, sin necesidad de comprobar ni un puto papel. Coño, eso si que es luchar contra el racismo y ser democrático.

Yo mismo destrozaría la cara con mis propias manos en forma de puño a cualquier mal nacido que se atreviese siquiera a empujar más fuerte de lo debido a la mujer a la que quiere, pero la actual no es la manera adecuada en que las leyes deben atajar el problema endémico de la violencia doméstica. Es más, se pisotean derechos básicos de las personas con esta ley, empezando por el principio legal de la presunción de inocencia. Esta lacra, como toda, se puede erradicar y extinguir definitivamente, pero de ninguna manera encarcelando a inocentes bajo la premisa de que aún así esta ley protege a infinidad de mujeres. Ante eso, yo contesto con el argumento básico de las leyes humanitarias mundiales: solo con que una persona inocente esté encarcelada algo no funciona en la ley. Conste que no estoy defendiendo tesis machistas ni intentando proteger a la creo mayor basura que pisa mi mismo suelo, pero esto demuestra que algo no funciona. Un país medianamente desarrollado, no puede tolerar semejante infrahumana ley. No es tolerable que una persona inocente sea encarcelada por el fallo de una ley. Eso se debe cambiar.

La Prospe, Junio del 9

Españoladas (II)

Vamos con lo verdaderamente interesante y relevante. Lo pondré con mayúsculas porque es algo que no ocurre con frecuencia y que merece ser resaltado: DIMISIÓN DE UN MINISTRO EN ESPAÑA. Claro, escueto y para toda la familia.

Por cierto, y antes de meterme en materia como García, debo reseñar mi opinión sobre la suspicaz casualidad de que estos hechos hayan coincidido en el tiempo. Según palabras del propio presidente de este nuestro país, el ministro dimitido ayer a mediodía le presentó su renuncia el pasado jueves, luego el viernes y de nuevo el lunes, cuando se procedió a su destitución. Yo reflexiono un momento y dispongo lo siguiente: estamos en un clima electoral, a unos días de decidir dos gobiernos regionales muy importantes y la lógica indica que cuánto más cerca esté un hecho influyente de la fecha de votación, más influirá. Positiva y, sobretodo, negativamente. Porque nosotros, pobres votantes, tenemos poca memoria y la poca que tenemos nos la roban en cada esquina con quiosco, de un lado y de otro. Basándome en esa lógica, al partido que se llama de los obreros no le interesa que un ministro suyo haga mutis por el foro (muy bien hecho, que conste) tan tarde, sino cuanto antes mejor. Entonces, ¿por qué esperaron? Digo esperaron en plural porque esa decisión no la toma el presidente sólo, por su cuenta y riesgo. Toda la "troupe" de consejeros decidió esperar. ¿Por qué? ¿Para coincidir con el premio de la Academia a Mejor Actriz Secundaria para una española? ¿Para ver si Bermejo todavía podía optar a Mejor Corto de Animación?  No sé, es solo una reflexión sin respuesta, porque se ha demostrado, obviamente, que nada ha restado ningún titular ni prioridad periodística a la dimisión de un ministro en España, lo cuál no se produce desde el año 2000 cuando Manuel Pimentel dimitió como Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales por presuntos favoritismos de su ministerio a empresas de familiares (*). Creo que retrasarlo no ha hecho otra cosa que perjudicarles. Espero, sinceramente, que no demasiado para las elecciones en Euskadi, donde se presentan como la única opción esperanzadora para el futuro.

Me alegro de que este señor haya dejado su cargo. Se encontraba en una situación insostenible, con una imagen pública harto deteriorada y con presiones populares, sociales y profesionales demasiado fuertes. Hace bien en dejar el cargo, eso demuestra dos cosas: que ningún cargo público está atado a su puesto hasta que él quiera y que ha realizado francamente mal su función. Este ministro lleva meses amenazado por las asociaciones de jueces y secretarios de juzgado con realizar paros (algo nunca visto en España, pero somos una democracia tan joven que es normal) como protesta por el deterioro y falta de medios que sufre la justicia española. Es vergonzosa la situación, pero más vergonzoso es que el Ministerio de Justicia no haya sido capaz de negociar, dialogar y llegar a acuerdos con las asociaciones para no tener que llegar a esta situación. Han sido muchos meses, y no se logró nada. Es una situación similar a una convocatoria de huelga general de trabajadores (algo que con este gobierno no va a pasar, ya que los dirigentes de los sindicatos españoles son amigos personales del presidente, con el que ven juntos el fútbol y se van de comida por ahí), que es el reflejo de un fracaso del Ministerio de Trabajo y se deben pedir responsabilidades. O si la situación de la economía nacional es tan grave y acusadamente penosa que se exigen dimisiones en los Ministerios de Economía y Hacienda Pública. Así es la democracia. Si lo haces mal, rematadamente mal, debes asumir las consecuencias.

Elijo no hablar sobre lo irónico que resulta que un político que se definió textualmente en un mitin como progresista, socialista, rojo y moderno se dedique en su tiempo libre a ir de caza mayor, posando posteriormente ante una cámara con la abatida manada de ciervos y venados que con regocijo había soliviantado con pólvora minutos antes junto a unos coleguillas. La caza es legal y este señor libre de hacer lo que le venga en gana en su tiempo de asueto, pero que no me venga con discursos trasnochados y obtusos que no pretenden sino enmascarar al dirigente como alguien que no es frente a un auditorio que desea que el del escenario sea como ellos mismos. ¿Se creen que somos estúpidos? Como dijo León en aquella reunión: "Eh, eh...mítines los justos que yo solo he venido a tomarme unos botellines de cerveza fresquitos". Ya va siendo hora de quitar máscaras.

(*)Ha habido más dimisiones, pero todas relacionadas con dejar un cargo para optar a otro.

La Prospe, Febrero del 9

Españoladas (I)

Ayer, en sólo unas horas, asistimos a dos hechos que no se ven mucho por estos lares hispanos. Además, uno de ellos se produjo a miles de kilómetros de distancia de nuestras latinas fronteras, lo cuál suscita una sensación de internacionalidad para nuestros compatriotas que sólo puede ser comparable a la conquista del Perú o a los cinco tours de Induráin. Bien, ese al que hago referencia no es sino el nuevo amigo que se ha hecho Penélope Cruz en Estados Unidos, un tal Oscar nosequé. Yo, sinceramente, me alegro por ella. Tal vez no se lo merezca por ese papel (reconozco que no la he visto, pero fuentes cercanas opinan que no es para tanto), pero si sumamos la candidatura que obtuvo hace dos años por mi apreciada "Volver", en el que lo hace tan bien que no parece ni ella, creo que no está de más el famoso galardón (que no Gallardón). Hay que ver lo bien que le vino a la españolita esta liarse con el Tom Cruise, ¿no?

La Prospe, Febrero del 9

Entre sueños

Anoche, como últimamente me cuesta un poco dormirme, estaba escuchando un nuevo y nocturno descubrimiento radiofónico: "La parroquia del Monaguillo". Está bastante bien hecho, con un experimentado Sergio Fernández "el Monaguillo" a los mandos y unos colaboradores frescos y dinámicos. Pero quiero centrarme en algo en particular que ocurrió anoche. En el programa piden que llamen los oyentes para contar sus experiencias en diversos temas o situaciones que les proponen (lo que viene siendo "lo que opina el personal" como dijo aquél). Pues bien, propusieron, entre otros, el siguiente tema: "Cuéntanos cuándo y en qué circunstancias te han metido una clavada en la cuenta del restaurante". A primera vista no parece algo llamativamente gracioso o apto para mantenerle a uno con la oreja puesta desde debajo de su nórdico, pero la primera llamada se tradujo en esto que ahora convierto en diálogo con notas al pie.

-         Buenas noches, Manué, cuéntanos.

-         Buenas noche, Monaguillo.

(...) Aquí se ponen a disertar durante varios minutos sobre la profesión de camionero del tal Manué y lo supuestamente Casanova-Don Juán-Gigoló con que se destapa ser el susodicho.

-         Bueno, Manué, háblanos de tu clavada.

-         Pues a mi me clavaron en un xiringuito en Málaga, por una de jamón, un poco gambas y una botellita de esas de fino, 80 euros.

-         Madre mía, que barbaridad.

-         Y eso que el jamón no era na del otro mundo, y las gambas estaban revenías.

-         Ya que lo siento, Manué.

-         Debe ser que como me vieron bien vestío... porque yo iba elegante ese día, ¿sabe? Iba yo con mis anillos de oro, unas cadenas, mis medallitas...

-         Ah coño, Manué, entonces si que ibas elegante.

-         Si, incluso llevaba mi cristo de siete centímetros al cuello.

-         Ah, que también llevabas el crucifijo. Entonces es normal que te tomaran por alguien con poderío.

-         Pos debe ser eso, Monaguillo.

-         Bueno, Manué, gracias por llamar y dúchate que sale económico. (frase de despedida del presentador).

-         Monaguillo, ¿puedo saludar a la Gema? (ignoro si es su novia, una colaboradora del programa o una amiga de la carretera)

-         Si, claro.

-         ¡Gema, si fueses un bollycao te comía hasta el cromo!

-         Hala, dúchate que sale económico, Manué.

 

Es genial. Decididamente genial. Ya no es el conjunto de la conversación, sino los pequeños detalles que alcanzan un nivel soberbio. Son subrayables sus expresiones sobre la elegancia masculina, con un toque clásico ibérico, mezclados con pequeños guiños a la cultura proveniente de la Europa del este. Por otro lado, es una pena que los versos inmaculados sobre las andanzas amorosas del Manué no permanezcan en mi memoria como para exponerlos en público, pero su composición final para con Gema, esa Oda al buen gusto y al amor incondicional, es una buena muestra de la profundidad de este rompecorazones incomprendido por su alrededor social.

Nada más, me voy a duchar que sale económico.

La Prospe, Febrero del 9

"No queda sino batirnos"

 

...es el realmente convulsionado y harto sensible a las pequeñas variaciones del entorno. Estoy arrepentido en gran manera de haber desperdiciado en momentos puntuales mi preciado tiempo, puesto que mis ojos están deseosos de  perder de vista la facultad. Se me está empezando a hacer larga la carrera. Ha sido una estupidez no esforzarme un poco más y haber podido acabar a tiempo, y más cuando ahora se vive y se avecina mala situación para el mundo laboral en los próximos meses o más allá. Una verdadera lástima, pero creo que no debo fustigarme demasiado por ello, solo lo justo y necesario. Aprendida la lección queda.

A esto va unida mi situación becarial. Debo tener algún tipo de virus no reconocido por la ciencia médica, ya que también comienzo a estar bastante harto de cómo se está desarrollando mi experiencia laboral. Voy a acabar mi noveno mes de prácticas (el sexto en la presente empresa) y la evolución ha sufrido más altibajos que la nariz de la princesita Leticia. No es que pueda decir que estoy incómodo, pero en los últimos tiempos no evoluciono, no aprendo y no voy a gusto al banco. No veo futuro, y en el caso de que lo viese, dista mucho de gustarme o atraerme. Está claro que ahí no voy a desarrollarme profesionalmente, existen demasiados escollos para personas jóvenes con ambición y expectativas positivas sobre ellas mismas. Pero eso ya está asumido, al igual que mi principal motivación es el pequeño peculio que arriba a mis rasgados bolsillos cada último de mes. Bajo este punto de vista, no me quejo demasiado de mi situación.

En próximas fechas mi capacidad mental estará dedicada en un porcentaje muy alto al desarrollo de mi trabajo de final de carrera. Era algo que deseaba alcanzar con todas mis fuerzas, ansioso por demostrarme a mí mismo de lo que soy capaz de hacer. Sin embargo...tengo un miedo terrible ante lo que me tengo que enfrentar. Es apasionante, pero su envergadura me altera y desvela de manera desconcertante. Este es un elemento clave del grupo de factores que provocan desequilibrios dentro de la estabilidad. Pero soy consciente de que con esfuerzo y trabajo seré capaz de derrotar a ese invisible pero poderoso enemigo, pues como decía dramáticamente el manchego más internacional (no, no es Almodóvar) encima de un escenario: "¿Qué es el miedo en el cuerpo de un caballero andante? ¿Qué son las heridas? ¡Mil veces que caiga deberá levantarse y volver a pelear!"

Peleemos, pues.

La Prospe, Diciembre del 8

Con la frente marchita, volver...

Con la frente marchita, volver...

Si tuviese la osadía de pensar y contar todas las cosas que han pasado desde que escribí en este sitio la última vez resultaría un esfuerzo cerebral tan grande que mi mente sufriría una reversión, tergiversando lo consciente con lo inconsciente y lo real con lo imaginario. El bucle espacio-tiempo que se crearía no me atrevo ni ha mencionarlo.

Tengo que reconocer que echaba de menos escribir aunque fuesen unas pocas líneas, porque es una sensación difícil de alcanzar mediante cualquier otra acción. La verdad, no consigo entender porqué lo dejo tanto tiempo estancado (como algunas otras cosas), con lo reconfortante que es. No se si es pereza, hastío, escasez de ideas, falta de ímpetu, anquilosamiento manual, agujetas neuronales o vaya usted a saber. La cuestión es, y ante el agradecido apremio expuesto por cierta maravillosa y dulce niña del mar, que vuelven las letras a llenar los horribles huecos provocados por el tiempo en este sumidero.

Estoy hecho un verdadero lío. Mi vida mantiene un extraño equilibrio entre porciones de desdichada inestabilidad y momentos de sosegada calma. No puedo decir otra cosa sino que soy inmensamente feliz teniendo a mi lado a la primera persona a la que he querido de verdad, la cuál me sirve de apoyo para absolutamente todo lo que hago y lo que ocurre a mi alrededor. Sin ella, no podría llevar a cabo ni la mitad de mis ideas, pensamientos y proyectos.

Por otro lado, el mundo allende las fronteras de mi cuerpo...

La Prospe, Octubre del 8

Fly me to the moon

Hasta hace pocos días no era consciente de haber vivido a la vez que Mr. Sinatra. Soy así de ignorante.

Esta es una canción y una letra preciosa. No puedo dejar de escucharla.

"Fly me to the moon
And let me play among the stars
Let me see what spring is like
On Jupiter and Mars
In other words, hold my hand
In other words, baby kiss me"

"Fill my heart with song
And let me sing for ever more
You are all I long for
All I worship and adore
In other words please be true
In other words I love you"

La Prospe, Mayo del (6)8

Al legendario actor

Al legendario actor

Este hombre acompañó a Martin Luther King en su excepcional cruzada por acabar con las desigualdades entre blancos y negros en Estados Unidos y décadas después se convirtió en consolidado republicano en lo que él denominó "un cambio de proporciones bíblicas".

A pesar de que aborrecía sinceramente su ardiente pasión por la defensa de la tan manida 2ª Enmienda, la cuál permite que haya una o varias armas de fuego en todos los hogares estadounidenses al alcance de niños inocentes, adolescentes sedientos de violencia y adultos irresponsables, no puedo menos que hacer un recuerdo y homenaje mudos a esta persona, que más que una persona es un personaje histórico.

En nuestras retinas quedarán por siempre guardadas las portentosas imágenes de sus magnificas apariciones en obras maestras como Ben-Hur, el Planeta de los Simios o Los Diez Mandamientos. No ha habido ni habrá un Moisés como él, ni latirán nuestros corazones tan rápido y vibrante como en las apasionantes carreras de cuadrigas conducidas por Judah, ni olvidaremos la incontenible emoción de la desesperanza final de George Taylor ante la esfinge de la libertad.

Un ensordecedor aplauso y telón.

La Prospe, Abril del 8

...y el chocolate espeso

Tras mucho tiempo teniendo pendiente escribir sobre lo que dentro de unas líneas se verá, me he decidido por fin a ello, no sin antes agradecer a mi amigo Will su insistente pero poco acalorada presión para que lo llevase a cabo. De todos modos, debo recordarte, próximamente licenciado Crowley, que lo que yo escribo aquí no es nada relevante para la sociedad sino sólo para aquellos pocos coherentes que se pasan de vez en cuando por este sitio y cuyos horizontes éticos y sociales no están limitados por la parafernalia y costumbrismo de este nuestro país.

Es, sin lugar a dudas, un tema escabroso y complicadamente debatible este que ahora voy a exponer. Después de más de veinte años de imparcialidad, neutralidad e indiferencia respecto a lo que mucha gente denomina "Fiesta Nacional", empiezo a tomar parte y opinión convencida en contra de la misma. No comprendo muchas cosas que ocurren en nuestra sociedad, pero esta es de las más incomprensibles. Ahí van unas cuestiones:

- ¿Por qué hay personas (nacionales y extranjeros) que pagan cuantiosas sumas de dinero para festejar y disfrutar con la muerte pública de un animal?

- ¿Por qué es divertido ver sangrar a un animal?

- ¿Por qué es valiente y admirable trinchar literalmente con espadas y puyas a un animal?

- ¿Por qué es millonariamente pagable el hecho de matar delante de miles de personas a un desangrado y debilitado animal?

- ¿Por qué son trofeos las orejas y el rabo de un animal?

- ¿Por qué matar animales es considerado un deporte y un espectáculo?

Cuando alguien sea capaz de explicarme, aclararme y razonarme alguna de estas preguntas, comenzaremos a debatir. Mientras, NO EXISTE NINGUN MOTIVO para que esto siga existiendo en nuestro país. Es vergonzoso para todos los que nos sentimos orgullosos de haber nacido aquí, de haber sido criados aquí, y haber aprendido la maravillosa historia, cultura y costumbres de España.

La Prospe, Marzo del 8 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Solo pude sonreir

Con el ajetreo diario al que la sociedad me somete, no he tenido tiempo (y algunos se alegrarán por ello) de escribir ni un mísero párrafo, ni una nimia frase acerca de las ya pasadas elecciones en nuestro país. Ni siquiera de lo que es más importante: la rotunda falsedad de la que hacen gala todos y cada uno de "nuestros" políticos.

Pero bueno, lo pasado, pasado está. Pero como el futuro y el presente están por venir, si que me gustaría hablar de ambos, pero en otro momento. Y digo en otro momento porque de lo que realmente quería y, sinceramente, me apetecía escribir ahora mismo es de algo completamente alejado de todo esto. De todo.

Ayer vi a una persona. Ni me la presentaron, ni hable con ella, ni la conocí ni se si la volveré a ver. Hablaré de ella en presente, porque el pasado ya he dicho lo que importa y porque es posible que no exista futuro. Esta persona apenas cierra los ojos pues su parpadeo se limita a unas pocas veces por minuto. Por este motivo tiene una mirada continua, inalterable, que te impide dulcemente dejar de mirarla. Sus manos temblorosas y arrugadas buscan desesperadamente agarrarse a su realidad, en la que la mano de su marido, la sonrisa de una conocida o el reposa-brazos de su silla de ruedas se convierten en improvisados asideros. Sus pies no descansan colgando del asiento, ni sus piernas mantienen una postura relajada, sino que se doblan y retuercen literalmente a partir de sus articulaciones. En su realidad no distingue nada, ni siquiera, a las personas que en ese momento le dedicamos entonados saludos algunos, inocentes carantoñas otros o impotentes sonrisas uno de ellos. Si en su realidad no caben sus seres queridos, ¿cómo van a entrar fulanos desconocidos?

Esta persona es una mujer. Tiene sesenta y dos años. Está casada y tiene dos hijos. No está bien, ya que hace dieciocho años que le diagnosticaron Alzheimer, a lo que se unió con el paso del tiempo Parkinson. Dieciocho años con estas dos enfermedades a la espalda, tanto ella como su desdichado marido, el cuál hace años que cuida de una esposa que empezó por tener lagunas mentales, siguió con no reconocerle y ahora apenas articula pequeños sonidos por la boca.

El marido, con cara de no haber dormido en días ni haber descansado en años, cuando uno de nosotros le comentó que solo queda tener paciencia, contestó: "Si, la paciencia es la medicina que deberían darnos a los familiares, porque la paciencia se acaba".

La Prospe, Marzo del 8

El Apuntador

Pequeña transcripción del capítulo 6 de la 4ª temporada de House:

- House: Tal vez el paciente se contagió de ese virus en su misión en... ¿Irán?

- Dra. de la CIA: Solo puedo decirles que el paciente estuvo los últimos once meses en Bolivia.

- House: ¿Bolivia? ¿A quién quieren asesinar? ¿A mi ex asistenta?

La Prospe, Febrero del 8

Que esto y que lo otro

Realmente, y no me puedo engañar, esto que voy a escribir no son sino divagaciones y conjeturas que me rondan la cabeza. Siempre he sido, fui y soy de la opinión de que hablar con amigos o familia sobre política y religión no es recomendable, ya que son temas propicios a romper comodidad y buen ambiente en las situaciones más inesperadas. Basándome en esto, me propuse no hablar de política ni de religión en este sitio, pues, comprensiblemente, me parece harto innecesario.

Pero estos días me he dicho: pero si es que no hay mucho más de lo que hablar. Es extraño, ¿verdad? Esa sensación me recorre, y eso que muchas noches me duermo escuchando ese programa de radio en el que la gente "habla por hablar", a pesar de que me resulta un tanto triste y lento en muchas ocasiones. ¿Por qué siento eso? Es posible que sea que últimamente no hacemos sino recibir toneladas de información relacionada con un único e innefable tema, porque: (¡sálvese quien pueda!) ya está aquí la pre, post, intra y extra campaña electoral.

Según esto, no es de extrañar que mi mente no sea capaz de generar nuevas ideas y pensamientos. Es terrible, doloroso y cicatero por parte de nuestra (¿?) clase (¿?) política hacía este autor de sumidero. Pero, y versionando a Samuel L. en la maravilla de Tarantino, ..."sabrán que mi nombre es el bro! cuando caiga mi venganza sobre ellos".

Así pues, de aquí a unos días comienza una serie de artículos en los que...bueno, mejor será esperar a verlos.

La Prospe, Febrero del 8

NS/NC (No Sabe/No Comenta)

NS/NC (No Sabe/No Comenta)

Existen infinidad de misterios inexplicables en la historia. OVNIS sobrevolando estadios llenos de multitudes enfervorizadas que no reparan en ese insignificante puntito luminoso en el cielo a medio oscurecer, muertes de amados personajes televisivos como Chanquete, el de los Trilocos o Chechu de Médico de Familia (vale, ese no murió, pero ¿a quién no le gustaría haber pagado a un par de sicarios para que se lo cargasen o que su pobre abuelo hubiese realizado el trabajito?) y una larga serie de acontecimientos que son inescrutables para el ser humano. Pero ninguno tanto y tan espeluznante como el hecho de que el contador de este blog no pare de subir al ritmo de 10 o 15 visitas diarias y, en cambio, no aparezca ningún comentario en los artículos aquí expuestos. Realmente, esto no lo resuelve ni mi añorado Cebrián, vamos.

Hace unas semanas se celebró el Día Internacional de Comentar en los Blogs (es cierto, no me lo invento), en respuesta al hecho de que la gente visita estos sitios (no me comparo ni de lejos con los interesantes y súper famosos blogs que hay por la red, que conste), lee y disfruta con su contenido pero luego no comenta, ni critica, ni nada de nada.

Lo dejo caer, por si en alguien influye, estimula o altera.

La Prospe, Febrero del 8

Estuve allí contigo (desenlace)

...un viaje acogedor e inspirador. Con el largo paseo por los interiores del Louvre, con la curiosidad de estar escuchando a más gente hablar español que en la misma Puerta del Sol de Madrid, te acabas de convencer de lo que realmente significa estar en esta enigmática ciudad. Observar sus cuadros y estatuas en los inmensos corredores y galerías es una buena definición de lo que es disfrutar de la historia del arte, llegando al punto álgido cuando te encuentras frente a frente con la Venus de Milo o La Mona Lisa.

Un viaje perfecto por el destino, por las fechas, por el resultado, por el principio, por el final y, sobretodo, por la compañía con la que lo realicé.

Fue perfecto porque estuve allí contigo.

La Prospe, Febrero del 8

El Sindrome de Ulises

El Sindrome de Ulises

Sinceramente, ni yo mismo me creía que una serie así, un producto tan aparentemente nimio e insustancial, tuviese un gancho tan potente para convertirme en uno más de sus seguidores que ni el mismísimo Cassius Clay. Pero, voy a exponer la colección de razones por las cuáles esta producción española, primitiva y chabacana comedía de barrio, debe figurar como componente de mis recomendaciones. Las nombradas son:

- Es una típica comedia ambientada en un barrio humilde, que muestra lo diferente que puede llegar a ser la vida en una misma ciudad según vivas en una u otra parte de la misma, pero, sin caer en la desfachatez y mal gusto del que suele hacer gala la otra competidora barriobajera, Aída.

- Ha conseguido desencasillar a MAM, aquel chuleta de playa que pegaba saltitos y bailoteos cutres en UPA, para encomendarle un rol mas inocente, asustadizo y come-marrones que, sin duda, es lo más interesante de la serie. Observar como MAM es ahora una pequeña marioneta, que no hace sino recibir bofetadas y puñetazos por doquier, le confiere algo único al Síndrome.

- El maravilloso descubrimiento del actor Javier Mora, dando vida al verdadero protagonista de la serie, que no es otro que Raimundo Salazar (Rai). Es el alma, el cuerpo y la mente de la trama. Es el mejor personaje que he visto en una serie española desde Santos (Los simuladores), y en comedia, está al nivel de Mauri (Aquí no hay quien viva), y Paco (7 vidas).

Mientras a los guionistas no se les suba a la cabeza y comiencen a hacer tramas completamente inaceptables y absurdas (como le ha pasado a The Serranos o Paco's Men) espero que haya serie para rato. Por cierto, algo para no perderse es la canción principal de la banda sonora, que no tiene desperdicio.

(Artículo dedicado a Will)

La Prospe, Enero del 8

Estuve allí contigo (cont.)

...similitudes y diferencias con otras grandes ciudades en las zonas comerciales de los barrios pudientes. Disfrutamos con la búsqueda de las luces y los vapores de la Estación de Saint-Lazare pintadas por Claude Monet (como bien me explicó mi acompañante) y observamos el agobio propio de la gente por "disfrutar" de  la navidad.

Las espectaculares vistas desde los puntos altos de la ciudad, como el extraordinario Sacre Coeur en Montmartre o la mismísima punta de la Eiffel, hicieron nuestra delicia y la de nuestra cámara de fotos. Además, admiramos la belleza nocturna de la ciudad desde lo alto del otro gran símbolo como es el Arco del Triunfo, con los Campos Elíseos iluminados y formando una inesperada bandera francesa con las luces blancas y rojas del incesante tráfico que atraviesa el eje más famoso y maravilloso de la ciudad. Las luces navideñas de la Tour Eiffel nos hacen soñar con que nunca abandonaremos esa ciudad, gracias a las singulares sensaciones que estamos guardando al observarla.

Ha sido...

La Prospe, Enero del 8

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Estuve allí contigo

Si ya antes de volver a ese lugar estaba seguro de que era de los más especiales y soñados del mundo, ahora puedo comprobar que todo es verdad. No se puede comparar a ninguna otra ciudad, a ninguna otra calle o barrio, a ningún otro paseo a pie, a ninguna otra sensación al admirar tanta historia y tanta leyenda reunida en un solo punto.

Ha sido este un paseo típico (que no tópico), buscando y observando cada famoso rincón de la villa, cada referencia a lo espectacular del lugar donde nos encontrábamos, cada imagen que antes hubiésemos visto en una postal o en una revista. Hemos abordado con nuestros ojos las maravillas arquitectónicas de la capital francesa (y es posible que del mundo entero), las inmensas explanadas ajardinadas, las coquetas callejuelas de los barrios a la orilla del Sena, la famosa Tour y la espléndida Dame.

Deslumbrados, descubrimos...

La Prospe, Diciembre del 7


La Rosa pierde un pétalo

No fue un buen día ni fue un buen momento. No fue buena noche, ni buen lugar ni buen silencio. Pero todo quedó en eso, en ese instante, en ese eterno primer y único minuto. Solo fue eso, un rápido monólogo como despedida, un solitario mensaje de información, y un segundo de silencio. Un lento e interminablemente corto silencio. Porque tu voz volvió a sonar y la tranquilidad que irradia inundó de nuevo el mudo hueco que se había creado en todo aquel oído que ya la estaba extrañando. Porque mucho tiempo ha de pasar para que pueda dormir sin que tu voz me acompañe hasta el descanso. Porque yo y muchos más añoramos el dialogar contigo a altas horas de la madrugada a través de las ondas, aprendiendo y disfrutando. Porque eres un ejemplo a seguir. Por ti.

 

A Juan Antonio Cebrián (periodista, escritor y voz entre las voces)

 

La Prospe, Noviembre del 7

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres